translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
¡Ventajas de ser un negocio pequeño!

¡Ventajas de ser un negocio pequeño!

Al iniciar un negocio, es común que al principio sea pequeño y el crecimiento sea de forma gradual, sin embargo, si tu negocio, a pesar de ser pequeño es rentable, siéntete orgulloso, ya que estás en ese 10% de personas que han logrado rentabilizar una idea de negocio. A continuación, te compartimos algunas ventajas de ser un negocio pequeño: 

Agilidad:

En un negocio pequeño, el dueño puede tomar decisiones rápidas. Encontrar el modelo de negocio más óptimo para el negocio será una tarea más sencilla, por lo tanto, la agilidad para resolver problemas estará acompañada de una reacción mucho más rápida ante posibles inconvenientes, y las nuevas ideas serán mucho más sencillas de realizar. 

Facilidad de administrar: 

Para la administración de un negocio es necesario trabajar con números de inventario y un registro exacto de entradas y salidas para poder, incluso, anticiparnos a los ciclos de venta. 

Al tener un negocio pequeño, será más fácil mantener el proceso de la tienda bajo tu control, ya que podrás estar al tanto de todos los procesos y de las funciones y productividad de todos los empleados.

Tienes empleados comprometidos: 

Los emprendimientos pequeños suelen estar conformados por personas que creen en ti como líder y están comprometidos con la misión de tu emprendimiento. Estos trabajadores comprometidos y reducidos en número suelen ser altamente productivos.

Buen servicio al cliente: 

Los pequeños negocios tienen ventajas frente a los grandes. Generalmente, con estructuras más chicas, es más fácil y rápido implementar un buen nivel de servicio al cliente, dando como resultado la fidelización y que pueda funcionar y mantenerse a lo largo del tiempo.  

Como cada estrategia que implementas en tu empresa, el nivel de servicio al cliente que ofreces siempre es recomendable revisar de manera periódica para realizar ajustes, correcciones y adaptaciones.

Pasión y felicidad: 

La felicidad es el motor que encenderá la pasión y te ayudará para que tu negocio nazca, se reproduzca y crezca.  Por ello la importancia de la felicidad en tu organización es vital. Ya que la vida de un emprendedor está llena de altibajos, se tienen momentos emocionantes así como el enfrentarnos a nuevos obstáculos, y esto a su vez podría terminar con la pasión que tienes por tu empresa.

La felicidad aumenta hasta un 30% la productividad, creatividad, y el impulso para tomar acción al momento de emprender. Ayuda contra la depresión y el estrés que afecta a muchos directivos y dueños de negocios, ya que es una actitud ante la vida que nace desde nuestro interior y nos hace sentir apasionados por lo que hacemos.

Siguiente artículo ¿Quieres hacer crecer tu negocio? ¡Evita esto!

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido