translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
¿Qué es la tasa de interés y por qué es importante?

¿Qué es la tasa de interés y por qué es importante?

Los préstamos o créditos, significan un gran beneficio para todas aquellas personas que necesitan de una determinada cantidad de dinero para cualquier tipo de desarrollo personal o empresarial. 

Esta cantidad de dinero, que hubiese sido imposible reunir de otra forma, tiene un coste que impone la entidad bancaria que concede el préstamo, y esto tiene que ver con los intereses de dicho préstamo. Entonces, la tasa de interés, se refiere al precio que tiene el hecho de haber recibido ese dinero.

Cuando elegimos un crédito o préstamo, es muy importante saber que existen distintos tipos de intereses, los cuales serán más o menos convenientes para nuestra financiación, dependiendo de diferentes factores, como el tipo de crédito y el plazo en el que este será devuelto, entre otros. 

Actualmente, existen tres tipos de interés a los que puedes acceder en el momento de solicitar el préstamo a medida de tus necesidades, los cuales, explicaremos a continuación.

Interés fijo

El interés fijo es la tasa de interés acordada en el contrato que establece la rentabilidad de los ahorros o el costo de un crédito o hipoteca, se expresa generalmente como un porcentaje. Es el interés que mayor popularidad tiene en la actualidad, y suele utilizarse tanto por particulares como por empresas.

Este tipo de interés tiene un gran beneficio, pues siempre se tendrá que pagar la misma cuota a lo largo de todo el crédito. 

Interés variable

Hay tasas de intereses que se mueven de acuerdo a la oferta y demanda del mercado. El interés variable puede estar referenciado a Cetes TIIE, u otra, y se mueven de acuerdo a la oferta del mercado del dinero, por lo tanto, en cada periodo de cobro, se pagarán distintos tipos de intereses. 

Interés mixto

El interés mixto, como su nombre indica, es el que combina los dos tipos de intereses anteriores. Por un lado, existen puntos adicionales que siempre serán fijos, así como se podrá aplicar un importe variable, en función de una serie de consideraciones pactadas en el contrato del crédito solicitado, que podrán variar en función de las condiciones del mercado. Por lo tanto, con este tipo de interés, se pagaría la tasa variable más los puntos adicionales cada mes.

Artículo anterior ¡Aumenta la productividad de tu negocio con estos tips!
Siguiente artículo ¿Cómo tener credibilidad al vender en línea?

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido