translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
Gusanos en gatos. Infecciones pulmonares simples y mixtas

Gusanos en gatos. Infecciones pulmonares simples y mixtas

Infestaciones pulmonares por nematodos en el gato

Los gusanos pulmonares afectan a gatos de todo el mundo, con casos descritos desde Europa hasta Oceanía. Los gatos suelen infectarse mediante la predación de pequeños animales que actúan como hospedadores intermediarios (caracoles o babosas) o paraténicos (pájaros, ranas, lagartijas, culagras y roedores), por lo que estas parasitosis son casi exclusivas de gatos que hacen vida exterior o tienen acceso al exterior, y más común en gatos ferales o que viven en colonias controladas.

Los dos nematodos más habituales en las infecciones respiratorias son:

  • Aelurostrongylus abstrusus. Es el de mayor incidencia.
  • Capillaria erophila. Este nematodo encuentra su nicho en la tráquea, bronquios y bronquiolos de animales silvestres y carnívoros domésticos, como el gato y el perro.
  • Troglostrongylus brevior. Ha sido recientemente descrito en el gato doméstico del área mediterránea, pues anteriormente se creía que solo afectaba a los felinos silvestres.

Las infecciones por estos parásitos pueden llegar a poner en riesgo la vida del animal y, de hecho, se consideran de alto riesgo en gatitos y en gatos inmunosuprimidos (por ejemplo, por inmunodeficiencia felina). La rapidez en el diagnóstico y tratamiento en estos casos es fundamental.

Es importante tener en cuenta también que estas parasitosis suelen cursar con infecciones mixtas que pueden complicar el cuadro y el tratamiento.

Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Los gatos infestados de gusanos pulmonares presentan los mismos síntomas que aquellos con otras enfermedades respiratorias: tos, disnea, respiración dificultosa (con la boca abierta), estornudos y sibilancias. Algunos gatos también pueden padecer infecciones subclínicas sin síntomas aparentes.

El diagnóstico se realiza mediante examen coproscópico y radiografía de tórax, aunque a menudo se llega a él mediante el descarte de otras patologías respiratorias.

El tratamiento consiste en la administración de antihelmínticos con revisión cada 2 semanas hasta la remisión completa.

Estudio: descripción de 26 casos de infecciones pulmonares por gusanos en gatos

En un estudio retrospectivo llevado a cabo en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Teramo (Italia), se describieron y siguieron 26 casos de vermes pulmonares en gatos domésticos, todos ellos animales con vida o acceso al exterior. Además de las pruebas necesarias para la confirmación del diagnóstico, se llevaron a cabo análisis bioquímicos y serologías para descartar el virus de la inmunodeficiencia felina y la leucemia felina. Los síntomas a diferentes niveles del sistema respiratorio (bronquiales, alveolares, intersticiales y vasculares) se clasificaron como leves, moderados y severos. Las larvas y huevos obtenidos a partir del examen coprológico fueron identificadas mediante PCR.

 

Conclusiones

El diagnóstico diferencial de los signos respiratorios y alteraciones radiológicas del aparato respiratorio en los gatos debería incluir siempre los vermes pulmonares. Asimismo, el examen coprológico debería considerarse como uno de los primeros pasos en el diagnóstico, especialmente en los gatos con vida exterior.

(1)Crisi PE, Aste G, Traversa D, Di Cesare A, Febo E, Vignoli M, Santori D, Luciani A, Boari A. Single and mixed feline lungworm infections: clinical, radiographic and therapeutic features of 26 cases (2013-2015). J Feline Med Surg. 2017 Oct; 19(10): 1017-1029

 

Artículo anterior Rabia en perros: ¿qué tengo que saber?
Siguiente artículo Inmunodeficiencia gatos: causas, diagnóstico y tratamiento

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido