translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
Evaluación de la parálisis repentina de las patas traseras del perro

Evaluación de la parálisis repentina de las patas traseras del perro

La evaluación clínica de la parálisis repentina de las patas traseras del perro (paraplejia) puede representar un reto para el veterinario. En estos pacientes seguir un protocolo diagnóstico ordenado, pero que no demore la toma de decisiones, puede representar la diferencia entre que el paciente recupere la función motora en sus miembros o que no vuelva a caminar. El primer paso es siempre confirmar que el paciente presenta una lesión neurológica y localizar el origen de la misma. 

A partir de ahí debe elaborarse una lista de diagnósticos diferenciales y por último, y una vez establecido el diagnóstico, valorar las opciones de tratamiento y el pronóstico del paciente.

Etiología

Atendiendo a los resultados de un estudio reciente, las causas más frecuentes de paraplejia aguda en el perro son:

  • Enfermedad discal intervertebral 
  • Causa vascular 
  • Otras posibles causas incluyen: fracturas/subluxaciones vertebrales  neoplasias confirmadas, sospecha de neoplasia, enfermedades infecciosas/inflamatorias, pseudoparálisis y neuropatías periféricas. 

En el 14% de los casos incluidos en este estudio no fue posible establecer la causa de la paraplejia. Las razas más representadas fueron el Teckel y el Labrador. 

Diagnóstico de la parálisis repentina de las patas traseras del perro

La presencia de paraplejia implica una pérdida completa de la función motora y localiza la lesión dentro de la médula espinal o en algún punto del sistema nervioso periférico caudal a T2. El primer paso en la evaluación diagnóstica de estos pacientes es intentar precisar qué porción de la médula es la afectadaSi los reflejos se mantienen o están aumentados, la lesión se localiza entre T3-L3; mientras que una disminución del tono e hiporreflexia sugiere lesión entre L4-S3. 

A nivel diagnóstico es importante recordar que en estos pacientes puede observarse el fenómeno de Schiff-Sherrington (pacientes con lesión toraco-lumbar severa y paso normal en miembros torácicos que presentan espasticidad de dichos miembros al ser colocados en decúbito lateral). 

La ausencia de nocicepción (percepción del dolor) implica lesión severa de la médula y pronóstico reservado/malo, especialmente en presencia de signos de neurona motora inferior, o si han transcurrido muchos días desde la lesión. Algunos estudios sugieren que hay opciones de recuperación hasta las 72 horas después de la pérdida de nocicepción. 

El segmento medular T3-L3 es el más afectado en las enfermedades espinales, mientras que la mielopatía embólica fibrocartilaginosa es la enfermedad más frecuente en el segmento L4-S3. Por último, entre las vértebras L6-L7 y el sacro suelen verse la estenosis lumbosacra degenerativa, discoespondilitis, neoplasias y quistes sinoviales extradurales. 

La evaluación diagnóstica de estos pacientes incluye normalmente hematología, perfil bioquímico, urianálisis y un coagulograma. Por otra parte, aunque las enfermedades infecciosas no se encuentran entre las 3 principales causas de parálisis repentina de las patas traseras del perro, se han descrito casos de paraplejia secundarios a leishmaniosis o criptococosis, por lo que en regiones endémicas sería importante incluir estas u otras enfermedades infecciosas que pudieran ser causa de la paraplejia en el diagnóstico diferencial.

Las técnicas de diagnóstico por imagen son imprescindibles para hacer un diagnóstico preciso del tipo y severidad de lesión presente. Aunque la radiografía simple puede ayudar al diagnóstico, en estos casos es necesario recurrir a otras técnicas de imagen como la mielografía, la tomografía computarizada (TC), mielo-TC o resonancia magnética, siendo las 2 últimas las más utilizadas actualmente. La resonancia, además de su valor diagnóstico puede proporcionar también importante información pronóstica. 

Tratamiento

El tratamiento de la parálisis repentina de las patas traseras del perro dependerá principalmente del tipo, severidad y pronóstico de la lesión presente, así como de la capacidad de los propietarios para afrontar un posible manejo quirúrgico.  

En muchos pacientes con enfermedad discal los mejores resultados se obtienen con tratamiento quirúrgico. Sin embargo, en pacientes con leve disfunción neurológica o simplemente hiperestesia espinal, propietarios con dificultades económicas o pacientes con otros problemas sistémicos con alto riesgo de anestesia general o cirugía, puede optarse por tratamiento médico (reposo estricto y administración de medicamentos). 

Por otra parte, la mielopatía embólica fibrocartilaginosa no tiene tratamiento específico, por lo que el manejo estará basado en medidas de soporte.

Conclusiones

La parálisis repentina de las patas traseras del perro representa una urgencia frecuente en la clínica canina. Un buen abordaje diagnóstico permitirá encontrar el origen de la lesión y planificar el tratamiento más adecuado. Con ello, en muchos pacientes puede conseguirse una recuperación funcional adecuada. 

Bibliografía
1. Rossi G, Stachel A, Lynch AM, et al. (2020). Intervertebral disc disease and aortic thromboembolism are the most common causes of acute paralysis in dogs and cats presenting to an emergency clinic. Vet Rec; 187: e81. 
2. da Costa RC, Moore SA. (2010). Differential diagnosis of spinal diseases. Vet Clin North Am Small Anim Pract; 40: 755-763.
3. da Costa RC. (2017). Ataxia, paresis, paralysis. En Ettinger SP, Feldman EC, Cote E. (eds). Textbook of Veterinary Internal Medicine. 8th ed. Elsevier: 554-559.
4. Sánchez-Masian D, Beltrán E, Mascort-Boixeda J, et al. (2015). Enfermedad discal intervertebral (II): pruebas diagnósticas, tratamiento y pronóstico. Clin Vet Peq Anim; 35: 79-93
5. Font A, Mascort J, Altimira J, et al. (2004). Acute paraplegia associated with vasculitis in a dog with leishmaniasis. J Small Anim Pract. 2004; 45: 199-201.
6. Kurach L, Wojnarowicz C, Wilkinson T. (2013). Acute hind limb paralysis secondary to an extradural spinal cord Cryptococcus gattii lesion in a dog. Can Vet J; 54: 463-466.
Artículo anterior Verrugas en perros: revisión de la papilomatosis canina
Siguiente artículo Cáncer en perros mayores: particularidades de la oncología geriátrica

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido