translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
Enfermedades más comunes en cachorros

Enfermedades más comunes en cachorros

Las enfermedades en cachorros es una de las principales preocupaciones de los dueños. Como veterinario, serás el principal aliado para que el perro goce de una salud plena durante su periodo de crecimiento. Las vacunas, las revisiones, la protección contra parásitos y no sacarlo a pasear durante los primeros meses de vida serán los principales aliados para recomendar y prevenir a tus clientes. 

Vómitos

Los vómitos, no siempre significan un padecimiento grave. Lo más normal es que el perro vomite para eliminar alguna sustancia que daña su organismo. No es malo si sucede de manera esporádica. Si, además, el animal sigue comiendo con normalidad, casi seguro que no tiene ningún problema serio de salud.

La cosa cambia si los vómitos se vuelven el pan nuestro de cada día, y más aún si la mascota pierde el apetito. En este caso podría tratarse de alguna infección vírica, una reacción alérgica a algún alimento o que tiene parásitos intestinales. 

Diarrea

Una diarrea continua puede ser consecuencia de alguna enfermedad seria. Si las diarreas son frecuentes, y son acompañadas de temblores, fiebre y apatía, será necesario un exámen general. 

Para la diarrea común suele venir bien un ayuno de varias horas para pasar luego a una dieta blanda sin apenas grasas. Existen dietas diseñadas para estos casos, basadas en hidratos y proteínas. Deben pasar de cuatro a cinco días antes de volver a la dieta normal de pienso.

Ascaridiosis

La Ascaridiosis, se trata de una infección parasitaria muy contagiosa entre animales y animal-humano. Un cachorro puede infectarse al tragar algún alimento que contenga huevos de este parásito, o al beber agua que esté contaminada.

Los primeros síntomas son tos y diarrea. Si el parásito continúan en el organismo durante más tiempo, los síntomas pueden degenerar a distensión, dolor abdominal, problemas de crecimiento y pérdida de peso.

En casos extremos, la enfermedad puede derivar a una complicación respiratoria, como la neumonía. El parásito puede instalarse en el intestino, en los pulmones en el hígado u otros órganos. 

Parvovirus

Este virus es uno de los principales temores de muchos dueños/as de cachorros. Es la infección vírica de tipo gastrointestinal más severa que puede padecer un cachorro. Gracias a las vacunas, es muy poco probable que un perro adulto pueda padecerla. Los síntomas más notables son la fiebre, los vómitos espumosos, la falta de apetito, la diarrea con o sin sangre.

El problema de este virus es que es muy resistente, de modo que puede mantenerse con vida durante largos periodos de tiempo en el exterior, a la espera de invadir un organismo. Si un cachorro huele unas heces infectadas con este virus, es muy probable que se contagie. Por eso, es importante recomendar a los dueños evitar sacar a pasear a sus cachorros durante los primeros meses de vida. 

Moquillo canino

El moquillo canino es causado por un virus que, como dato curioso, pertenece a la familia del virus del sarampión. La patología se transmite con facilidad de un perro a otro, de hecho, un perro infectado puede contagiar a otros de su especie durante meses, por lo que es una de las enfermedades más temidas en los refugios.

La hipertermia, la conjuntivitis, tos y las secreciones nasales y oculares son los síntomas principales, aunque también se pueden manifestar vómitos, diarrea y síntomas nerviosos. En un estado más avanzado, el perro puede presentar convulsiones e incontinencia.

La hepatitis

La ingesta de un medicamento o de algún tóxico puede inflamar su hígado puede ocasionar al cachorro hepatitis.  Además de esto, el adenovirus canino tipo 1 puede provocar también esta enfermedad, agravando los síntomas y ocasionando el fallecimiento del animal. 

Lombrices intestinales

Las lombrices intestinales suelen ser un problema frecuente en los cachorros. Contraer estos parásitos es muy fácil para los perros, ya que al ser curiosos, suelen morder o lamer todo lo que encuentren, por lo tanto, su sistema inmune es aún inmaduro. Los síntomas principales suelen ser la inflamación intestinal y la diarrea.

Las lombrices le roban nutrientes a los perros, lo que conlleva a la desnutrición, adelgazamiento, pérdida del brillo del pelaje e, incluso, pérdida de pelo. Si el cachorro tiene una infección por lombrices, es muy posible que estas aparezcan en las heces.

Aunque algunas de estas enfermedades son verdaderamente alarmantes, es muy importante aconsejar a los clientes las formas correctas para su prevención, principalmente cumpliendo a tiempo con su calendario completo de su cartilla de vacunación y utilizando productos para prevenir la presencia de parásitos, tales como collares, pipetas, o pastillas. 

Artículo anterior Reacción alérgica en perros: ¿que hago?
Siguiente artículo Cáncer de piel en gatos- ¿cuáles son las neoplasias más frecuentes?

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido