translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
Enfermedades articulares en perros y la importancia de una dieta adaptada

Enfermedades articulares en perros y la importancia de una dieta adaptada

Con independencia del tipo, la causa y su naturaleza, las enfermedades articulares afectan claramente, de forma negativa en la calidad de vida de nuestros pacientes caninos. Es fundamental un diagnóstico y tratamiento temprano para favorecer un mejor pronóstico.

Las artropatías son las enfermedades que afectan a las articulaciones. Entre ellas, se encuentran: 

  • Artritis: cambios inflamatorios de las articulaciones.

  • Artosis: se refiere a los cambios no inflamatorios. 

  • Poliartritis: inflamación que afecta simultáneamente a varias articulaciones. 

  • La osteoartritis u osteoartrosis: artropatía degenerativa (AD), principalmente no inflamatoria, que se caracteriza por degeneración del cartílago articular, hipertrofia del hueso marginal y cambios de la membrana sinovial. 

  • Anquilosis: es el resultado final de la AD o de las enfermedades inflamatorias, donde la articulación se fusiona tras la formación de hueso nuevo.

Las articulaciones sinoviales (p. ej., articulación del hombro, la cadera o la rodilla) están rodeadas por una membrana sinovial y permiten un movimiento relativamente libre. Los componentes de las articulaciones fibrosas y cartilaginosas están conectados mediante tejido fibroso o cartílago, respectivamente, por lo que permiten poco movimiento o ninguno.

Tipos de artropatías

Las artropatías comunes en perros suelen clasificarse en: 

  • Inflamatorias: Las artropatías inflamatorias se clasifican a su vez en: 

  1. Infecciosas: Las artropatías infecciosas pueden ser: erosivas y no erosivas.

  2. No infecciosas.

  • No inflamatorias: Las artropatías no inflamatorias comunes en los perros son las AD, que suelen estar causadas por displasia (p. ej., displasia de cadera o del codo) o rotura del ligamento cruzado craneal, y las que se producen por traumatismos o neoplasias.

Exploración física

En cuanto a la exploración física los perros muestran cojera en varios grados, asociada a las artropatías. La asimetría muscular (entre las extremidades) y la dilatación articular pueden ser palpables. Pueden apreciarse anomalías del rango de movimiento, inestabilidad, dolor y crepitación cuando se manipula la articulación. 

Tratamiento

Para tratar cualquiera de estas enfermedades articulares, independientemente de la causa, el tratamiento médico debe seguir cinco principios básicos: 

  • Control del peso: El sobrepeso es un agravante conocido de las patologías articulares. Tener el peso corporal adecuado es muy beneficioso para todos los pacientes con enfermedades articulares, excepto los que tienen, además, otras patologías que requieren un tratamiento dietético específico. El exceso de peso aumenta las cargas en las articulaciones, exacerbando la artropatía concurrente; acelera la degeneración de las articulaciones con AD, y se ha demostrado que exacerba los signos clínicos de la osteoartritis.

  • Suplementos nutricionales: Como por ejemplo ácidos grasos omega 3. Son antiinflamatorios cuando se administran en la dosis correcta y actúan sustituyendo el ácido araquidónico (AA) de la pared celular por ácido eicosapentaenoico (EPA). Al sustituir el AA por EPA, disminuyen el dolor y la inflamación asociados a la lesión articular o la osteoartritis. Los ácidos grasos omega 3 también pueden ayudar a aliviar la inflamación, bloqueando algunos de los genes que producen inflamación en las articulaciones osteoartríticas. 

  • Limitación del ejercicio: Es muy importante limitar el ejercicio para el tratamiento de las artropatías. El tipo y el grado de limitación del ejercicio dependen de la fase de la enfermedad y de cada mascota. 

  • Rehabilitación física: La rehabilitación física puede beneficiar mucho a los animales con artropatías, especialmente a los perros. 

  • Tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos y otros fármacos. El tratamiento médico de la AD puede incluir AINE, glucosaminoglicanos polisulfatados, ácido hialurónico, antibióticos y esteroides.

 

Artículo anterior Dietas para sobrepeso en gatos
Siguiente artículo Fiebre en gatos: causas infecciosas

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido