translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
Brucelosis canina: ¿una enfermedad ignorada?

Brucelosis canina: ¿una enfermedad ignorada?

La brucelosis es una zoonosis de distribución mundial de la que en medicina humana se diagnostican unos 500.000 casos nuevos al añoLa brucelosis canina esta causada por B. canis, un cocobacilo, aerobio, Gram- negativo, descrito por primera vez como causa de abortos en perras de raza Beagle en los años 60. 

B. canis presenta un fuerte tropismo por los sistemas reproductivo y linforreticular, lo que explica que su principal vía de transmisión sea la vía venérea. Otras posibles vías de contagio incluyen la mucosa oronasal o conjuntival por contacto con secreciones vaginales u orina de animales infectados o restos de material abortado

Se considera que los animales con mayor riesgo de infección serían aquellos que viven en zonas donde se permite el libre vagabundeo de los perros, (sobre todo si no están esterilizados) y los perros incluidos en programas de cría, principalmente en grandes criaderos comerciales. La práctica de la inseminación artificial como medio de evitar el contagio en animales reproductores protege al macho, pero no a la hembra en caso de que el semen estuviera infectado. 

Cuadro clínico

La brucelosis canina puede causar signos clínicos no específicos como letargia, pérdida de peso, intolerancia al ejercicio y linfadenopatía, pero los signos más relevantes son los que afectan al aparato reproductor:

  • En perras expuestas a B. canis en los primeros 20 días de gestación suele producirse muerte del embrión y reabsorción; mientras que infecciones más tardías cursan con abortos entre el día 45-59 de gestación, y por ello se recomienda testar de brucelosis a cualquier perra que aborte en ese rango de fechas
  • Las lesiones fetales incluyen bronconeumonía, linfadenitis, hepatitis, hemorragia renal y miocarditis. Algunos cachorros pueden nacer aparentemente sanos, eliminar bacterias en su entorno y morir pocos días después con lesiones similares a las citadas. 
  • En los machos la brucelosis causa epididimitis y prostatitis, mientras que la orquitis es poco frecuente. Suele producirse una dermatitis húmeda por lamido del escroto y puede alterarse la calidad del semen produciendo infertilidad. Por ello, cualquier macho con problemas de infertilidad debería ser testado de brucelosis. 

A nivel extragenital la brucelosis puede causar discoespondilitis, endolftalmitis y uveítis.

Diagnóstico

El diagnóstico de brucelosis canina puede ser difícil. En animales infectados la hematología, bioquímica y el urianálisis pueden ser totalmente normales, o pueden presentar alteraciones inespecíficas. 

El diagnóstico serológico de la enfermedad puede hacerse mediante distintas técnicas, pero de modo general se considera que la sensibilidad/especificidad que presentan no es la idónea. 

El hemocultivo (3 muestras de 3 días consecutivos) en pacientes no tratados con antibióticos se ha considerado la prueba de elección para el diagnóstico de la brucelosis canina, porque más del 50% de los perros son bacteriémicos desde las 2 semanas postinfección (la serología requiere 4 semanas para la seroconversión) hasta 1-2 años después. Sin embargo, la bacteriemia es intermitente, por lo que un resultado negativo no excluye la infecciónOtra posible opción diagnóstica es el cultivo de fluidos o tejidos en los que se espera encontrar el patógeno, como por ejemplo, orina, secreciones vaginales, semen, próstata, testículo, o materiales abortados.

Por último, la realización de pruebas PCR se ha popularizado mucho en algunos países, porque presentan una sensibilidad mayor que la de las pruebas serológicas y la obtención de las muestras es más simple que en el hemocultivo. 

Prevención

La prevención de la enfermedad pasaría por limitar la exposición a la fuente de la infección y testar anualmente la población expuesta, así como el testaje de animales que se introducen nuevos en un criadero (2 test negativos en 4-6 semanas). 

Una vacuna eficaz podría reducir drásticamente la prevalencia de brucelosis canina, pero no hay ninguna disponible por el momento

Conclusiones

Actualmente la brucelosis canina se considera una zoonosis reemergente. Por lo tanto es importante que el clínico este familiarizado con ella para poder hacer un diagnóstico correcto de la misma y evitar su diseminación a otros animales o a seres humanos. 

Bibliografía. 
  • Kauffman LK, Petersen CA. (2019). Canine Brucellosis: Old foe and reemerging scourge. Vet Clin North Am Small Anim Pract; 49: 763-779.
  • Buhmann G, Paul F, Herbst W, et al. (2019). Canine brucellosis: Insights into the epidemiologic situation in Europe. Front Vet Sci; 6: 151.
  • Makloski CL. (2011). Canine brucellosis management. Vet Clin North Am Small Anim Pract; 41: 1209-1219.
  • Mol JPS, Guedes ACB, Eckstein C, et al. (2020). Diagnosis of canine brucellosis: comparison of various serologic tests and PCR. J Vet Diagn Invest; 32: 77-86.
  • Cosford KL. (2018). Brucella canis: An update on research and clinical management. Can Vet J; 59: 74-81.

 

 

Artículo anterior ¡Incrementa tus ganancias vendiendo en línea!

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido