translation missing: es.general.accessibility.skip_to_content
¿Eres una Veterinaria o Pet Shop?
¡Regístrate y obtén descuentos de mayoreo!
Inicia Aquí
Alimento para perros alérgicos

Alimento para perros alérgicos

Una reacción adversa a los alimentos es una respuesta clínica anormal a la comida ingerida o algún aditivo alimenticio. El mecanismo que provoca la reacción adversa implica la ingestión y la interacción del componente con un sistema de amplificación biológica, que provoca inflamación y signos clínicos. Las reacciones adversas a alimentos se han relacionado con una gran variedad de síndromes clínicos que afectan normalmente a la piel y al tubo digestivo.

La hipersensibilidad alimentaria es una reacción adversa con una base inmunológica comprobada. La intolerancia alimentaria, por el contrario, es una respuesta fisiológica anormal y no inmunológica frente a un alimento o aditivo. Tradicionalmente, se utiliza el término alergia alimentaria para describir todas las reacciones adversas a alimentos, que de forma habitual, se manifiesta en perros como una dermatitis pruriginosa no estacional, y también con signos gastrointestinales. El prurito varía en la intensidad.

 Alimento para perros alérgicos

La distribución de las lesiones a menudo no se pueden distinguir de las producidas por la dermatitis atópica: con frecuencia se afectan la parte distal de las extremidades, cara, axilas, región perineal, inguinal, posterior y las orejas. En el aparato digestivo, las alergias alimentarias pueden afectar a todos los segmentos del mismo, apareciendo con frecuencia vómitos y diarreas.

Para diagnosticar una alergia alimentaria, el principal método son las pruebas con dietas de eliminación, que idealmente deben incluir una proteína hidrolizada o un número reducido de fuentes de nuevas proteínas muy digeribles, debe evitar el exceso de proteínas, evitar aditivos y aminas vasoactivas y ser nutricionalmente adecuadas. El proceso consiste en tomar una dieta apropiada, comprobar que los síntomas cesan, y a continuación suministrar de nuevo la dieta habitual como prueba de provocación, detectando así el ingrediente causante de la alergia.

 

Referencias bibliográficas:
1. Roudebush P. (2007). Reacciones adversas a alimentos: alergias frente a tolerancia en Ettinger SJ. y Feldman EC (eds). Tratado de medicina interna veterinaria. Enfermedades del perro y el gato. p 566-570. Elsevier España.

 

Alimento para perros alérgicos

Artículo anterior Problemas respiratorios en perros ¿por dónde empezamos?

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.

*Este campo es requerido